Archivo del blog

viernes, 8 de abril de 2011

Instantes de Ternura


El Valor de la Ternura
Si algún elemento da belleza y sentido a la vida, ése es, sin duda, la ternura. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el debate sutil, en el regalo inesperado, en la mirada cómplice o en el abrazo entregado y sincero. Gracias a la ternura, las relaciones afectivas crean las raíces del vínculo, del respeto, de la consideración y del verdadero amor. Sin ternura es difícil que prospere la relación de pareja. Pero además es gracias a la ternura que nuestros hijos reciben también un sostén emocional fundamental para su desarrollo como futuras personas.
La doctora Elisabeth Kübler-Ross, que acompañó a miles de enfermos terminales en su camino hacia la muerte y dio testimonio de sus experiencias en una serie de libros, cuenta que los recuerdos que más nos acompañan en los últimos instantes de nuestra vida no tienen que ver con momentos de triunfo y de éxito, sino con experiencias donde lo que acontece es un encuentro profundo con un ser amado, de gratitud, caricias, miradas, un adiós, un reencuentro, un gracias, un perdón, un te quiero. Son esos instantes los que al parecer quedan grabados en la memoria gracias a la luz de la ternura que revela la excelencia del ser humano a través del cuidado y del afecto.
Decía Oscar Wilde que en el arte como en el amor es la ternura la que da la fuerza.  Es más, no sólo la ternura puede leerse como un acto de coraje, sino también de voluntad para mantener y reforzar el vínculo en una relación. La ternura hace fuerte el amor y enciende la chispa de la alegría en la adversidad. Gracias a ella, toda relación deviene más profunda y duradera porque su expresión no es más que síntoma del deseo de que el otro esté bien.
La ternura expresa además la calidad de una relación. Sexo con ternura es expresión del amor; sin ternura, una relación basada en la sexualidad está condenada a la ruptura. Porque aunque pueda haber intensidad sensorial en el intercambio físico, sin ternura se produce una relación que se encierra en la búsqueda del propio placer y hace del otro un objeto de satisfacción y nada más. El ensayista francés Joseph Joubert decía que la ternura es el reposo de la pasión. En efecto, la pasión del enamoramiento es efímera y deja paso con el tiempo a una relación más reposada donde se instale la ternura. Sin ella, la relación de pareja está condenada al fracaso porque su ausencia genera aburrimiento, rutina, apatía, distancia y egoísmo.
La ternura encuentra también un espacio para desarrollar su extraordinario valor en los momentos difíciles. Expresar el afecto, saber escuchar, hacerse cargo de los problemas del otro, comprender, acariciar, cultivar el detalle, acompañar, estar física y anímicamente en el momento adecuado..., son actos de entrega cargados de significado. Y es que en el amor no hay nada pequeño. Esperar las grandes ocasiones para expresar la ternura nos lleva a perder las mejores oportunidades que nos brinda lo cotidiano para hacer saber al ser amado cuán importante es para nosotros su existencia, su presencia, su compañía. El amor todo lo vence. Y es verdad, a través de la ternura.
Por Alex Rovira


6 comentarios:

irene rios perez dijo...

Es cierto.Pasada la cresta de pasión de deseo ,llega la ternura con la auténtica confianza y amistad.De lo contrario, el matrimonio , el compromiso no tendria sentido.
Un beso muy fuerte.

Graciela dijo...

Hola querida Irene! Si, La ternura es el bálsamo del amor..ese perfume que lo envuelve y lo renueva creativamente...dia a dia...
Gracias!
Abrazo enorme

Adriana Alba dijo...

Jamás me imaginé el sexo sin ternura, creo que deberíamos hacer más incapié en la ternura y no ligarla solamente a vinculos infantiles, la ternura a mi entender es el hilo conductor por donde pasan las demás emociones.

Vivimos tiempos de "téngalo ya!", "comprelo ahora","fast-food" pareciera que todo tiene que ser rápido...no tenemos tiempo.

Hagamos espacio para la ternura, vivamos el amor de "a sorbitos" entonces la pasión crecerá increíblmente.

Bueno Gra, creo que me explayé demasiado, jajaja, pero como siempre tus entradas dan para la reflexión!

Un abrazo.

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Me ha encantado.

Abrazos tiernos.

Marpín y La Rana

Loren Simón dijo...

La ternura es un beso apasionado que no finaliza nunca, por que vive en el corazón.
Me ha encantado la lectura, gracias por compartir reflexiones tan auténticas.
Besos de ternura

Graciela dijo...

Adri!... expresarnos con ternura es vivir el amor plenamente, sintiéndolo, sin límites, sin ego, con gratitud y mimos para el alma..."sorbitos" de cariños para vos!

Marpin y la Rana, Los envuelvo en ternura... besos de luz para sus almas!

Loren, es cierto...la ternura vive y sale del corazón...en que otra parte podría habitar algo tan hermoso?
Gracias a todos por sus tiernas palabras ...va mi ternura en abrazos fuertes!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails