Archivo del blog

lunes, 2 de agosto de 2010

Calmar la mente

  Mente y Espíritu
Cada encarnación es un viaje hacia la totalidad, en donde intentamos sanar nuestra creencia de que hemos estado separados de la Fuente.
Nuestras heridas del alma representan nuestros desequilibrios energéticos. Para sanar la herida creamos su energía correspondiente en nuestra vida actual y la trabajamos. Con iluminación sabemos que debemos voltear a nuestro centro espiritual para obtener ayuda. Sin iluminación, volteamos al ego y tratamos de usar la mente para resolver el problema. Pero como la mente es lo que ayudó a crear el problema, cuando seguimos este curso simplemente nos enredamos más en la energía de la herida. La mente, sin el espíritu, está desequilibrada y solamente tiene acceso a la energía del miedo.
El poder del ego está centrado en la mente y hará lo que pueda para asegurarse que permanece en control, creyendo en la ilusión de su realidad porque no puede ver nada más. 
Es la mente, actuando sola, la que les dice que su vida no cambiará, que nunca tendrán, harán o serán lo que quieren, y es la mente la que los atora. Sin el espíritu, la mente carece de equilibrio, compasión, acceso a la verdad espiritual y a una vibración superior. Como nuestro viaje es uno de integración de todos nuestros aspectos dentro de la totalidad en cuerpo, mente y espíritu, debemos aprender a calmar la mente, estar en paz con el ego y permitirle ver al espíritu no como el enemigo sino como una fuente de las energías vibracionales superiores que necesita para cambiar a la maestría y permitir que ocurra nuestra ascensión.

Uriel

Posteado por Claudia Bergonzi (Extracto) 
http://retroalimentaciondelser.blogspot.com

2 comentarios:

caselo dijo...

Muy interesante y oportuno para mí esta reflexión. Hay que trabajar tanto en lo espiritual. En estos momentos tengo una cantidad de cosas acumuladas: dolores, tristeza y frustración. Sin embargo soy consciente de que los obstáculos, los temores, las dudas están en mi mente. Muchas gracias por esta entrada, necesitaba una puerta así y, por fortuna, la abrí. Abrazo enorme desde Colombia

Carlos Eduardo

Fabi dijo...

Me han tocado mucho estas palabras, muy bellas... y aun mas porquè...
sabes que mi Angel preferido es Uriel???
No es broma, el me ha aparecido desde hace unos cuantos años y siempre està conmigo... :-)))

gracias por compartirlo
baci

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails