Archivo del blog

martes, 14 de diciembre de 2010

Instante y presente...


aromas cítricos
aromas que invento
vivo sin tregua
vivo el momento...


El arte de estar presente
El estilo de vida ansioso y urgido, nace de la confusión entre vivir en el presente y vivir en el instante. El instante es fugaz y sin raíces, viene de la nada y se pierde en el vacío. El presente es el punto de encuentro del pasado (cada paso caminado en la vida) con el futuro (el tiempo hacia donde nuestras potencialidades se proyectan). El presente es móvil, cambiante, rico, plástico; cuando estamos de veras en él, nos impregna, enriquece nuestro mundo emocional, agrega material valioso a nuestra memoria, nos prepara mejor para lo que vendrá. En el instante, en cambio, desaparecemos sin concretar nada, sin dejar huellas, sin estar ni aquí ni allá, ni ahora ni después. Hacemos como que estamos, pero no estamos, prestamos la oreja pero no escuchamos, tragamos sin masticar y, por lo tanto, no nos alimentamos; el hambre (hambre de sentido, de presencia, de significado) nos sigue acosando. Hemos llenado nuestro estómago sin habernos nutrido.
Hacia 2002, el maestro espiritual Ram Dass (quien antes de seguir ese camino fue un connotado profesor de Harvard) escribió un luminoso testimonio, llamado Aquí todavía , luego de un episodio de salud que lo tuvo al borde la muerte. Propone allí el arte de hacer una cosa a la vez, de concentrarnos en lo que de veras importa. Lo que importa, si tengo sed, es beber. Si tengo sueño, es dormir. Si amo, es demostrarlo. Si me hablan, es escuchar. Si necesito, es pedir. Si no sé, es preguntar. "En el próximo sorbo de té, la próxima respiración, el próximo paso, el tiempo no existe", escribe Ram Dass. "Cada vez que vivamos plenamente el momento, sentiremos el alivio de estar en el presente eterno." Parece que una vida plena no requiere de misteriosas ni complicadas recetas ni de ansiosas urgencias...

Extracto adaptado de "el arte de estar presente"
Sergio Sinay





3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Completamente de acuerdo.

Una vida plena, es SIMPLE.

Un abrazo.

Mercedes González dijo...

En la sencillez y la humildad está el secreto de la felicidad.

Besos

Graciela dijo...

Gaucho..vivir en el presente, de manera simple,con amor, con proyectos pero sin ansiedades ni cuestionamientos...
Mercedes...si, sencillez y humildad, dos palabras que resuenan en el alma...
Gracias!Les dejo un gran abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails