Archivo del blog

domingo, 1 de abril de 2012

Mandalas...

Los Mandalas ... 
 El Mandala es una herramienta para conectarse con el Universo, con la esencia de la vida… y también nos puede llevar al encuentro de nuestras más desconocidas características personales.
Actúan equilibrando los chakras por medio de los colores y haciendo meditar el lado lógico de nuestro cerebro a través de las formas geométricas sagradas. El Mandala enviará impulsos a la mente interna llegando a los receptores del cerebro donde se procesará y se obtendrá una reacción.  Es muy probable que experimentes alteraciones en la conciencia, como la sensación de expansión de la misma. También suele traer "recuerdos" a la memoria conciente que los teníamos olvidados en el subconsciente, tales como traumas de la infancia. Permitiendo que afrontemos tales hechos y así sacar las "trabas" de nuestra mente, para poder superar todas nuestras limitaciones a nivel psicológico-espiritual y enfermedades a nivel físico.
 Un Mandala siempre va a ser positivo sea cual fuere su color, pero resulta doblemente útil, cuando nosotros ya hemos localizado algún problema, y queremos atacarlo, entonces podríamos ayudarnos eligiendo algún color determinado, el cual actuaría de manera directa, acelerando el proceso de curación.
 El hombre (el microcosmos), mentalmente "entrando" en el Mandala y penetrando hacia su centro, es una analogía de los procesos cósmicos de desintegración y de reintegración.
En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos.
Según Carl Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Cecilia Llabrés y Javier Sznur

2 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Pues así es y en los estados sicoides de Carl Gustav Jung donde pasado presente y futuro coexisten, puedes ir más allá de la sombra y actuar sobre tu pasado.
Preciosa y divulgativa tu entrada.
Besos

Graciela dijo...

Hola André! Pintando mandalas o meditando con ellos podemos descubrirnos aspectos ocultos y sanar otros porque estamos como tu bien dices coexistiendo en el pasado, presente y futuro...pero en el aquí y ahora.
Gracias por tus acotaciónes!
Te dejo un Abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails