Archivo del blog

lunes, 4 de julio de 2011

Te miden?

La energía del amor fluye de manera subterránea antes de brotar, su presencia es silenciosa e impredecible hasta el momento de manifestarse... la reconoces porque te llena de paz y gran sosiego… Cuando comprendes la grandeza del momento, de la bondad hacia ti, del perdón y la aceptación...te podrás integrar con la divinidad que reposa en tu ser



Nadie te mide
Toda medida proviene de nuestra propia percepción e interpretación, somos nosotros mismos los que nos juzgamos, los que nos brindamos bondad o dureza... El concepto "con la misma medida" no proviene del espíritu, ni compagina con el amor incondicional de Dios. Es una creencia falsa y condicionante que se apoya en las ideas del merito y la justificación para poder ser salvos y dignos de un orden espiritual... Todo ello está alejado del entendimiento de la verdadera compasión... Nadie te mide, excepto lo que tú crees y lo que aceptas de la opinión de otros sobre ti... Jesús muchas veces fue medido con la dureza de una ley antigua y también sabía que toda medida tan solo proviene de la mente del hombre que no es consciente de su propia divinidad... Jesús no necesitaba medir a nadie... cada cual lo hace sin darse cuenta, por ello nos invitaba buscar y reconocer dentro de nosotros, aquello que nos indignaba de otros... fue por ejemplo en el pasaje de la mujer adultera que nos decía... “Quien se sienta libre de culpa que arroje la primera piedra”... Cuando cada quien comprende que no se trata de estar libre de culpas, sino de ser compasivo consigo mismo, solo hasta entonces lo puede aplicar hacia otros, si te mides con dureza, duro(a) serás hacia otros... nadie te mide, excepto tu mismo(a) y como resultado de esta acción obrarás en consecuencia... Quien tiene la última palabra con respecto a ti, eres tú mismo(a), también tu eres el responsable de aceptar y creer en lo que otros dicen de ti.
Si permaneces en tu centro, sabrás cuando callar o hablar para crear consciencia, no te conduces porque obren injustamente hacia ti, ni tampoco lo haces para defenderte, cuando estás en compresión de la verdad eres libre internamente... Hablar ante la inconsciencia e incomprensión que genera dolor e injusticia es compasión... Callar y retirarse frente al que no tiene oídos para escuchar también.

 Ari Shemoth León
( del blog "las puertas del alma")


3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Yo prefiero retirarme.

Ya estoy cansado de arar en el mar.

Un abrazo.

Olga i Carles dijo...

La calma y el silencio son buenas medidas para juzgarse a si mismo.



Un abrazo.
Gracias.

Graciela dijo...

Hola gaucho! todo lo que el corazón con conciencia nos dicte será un buen camino :)

Hola Olga! Siempre es importante mantener la calma y muchas veces el silencio vale mas que mil palabras...

Graciasss...
Les dejo un gran abrazo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails